top of page

A mi Hijo le Dio Una Convulsión Febril: ¿Por qué?

Las convulsiones febriles son convulsiones que les ocurren a su niño/a cuando por consecuencia de una fiebre. Ocurren más frecuentes en niños de seis meses hasta los cinco años con mas frecuencia entre los 12 y 18 meses de edad. Se presentan con más frecuencia en los primeros días de una enfermedad y son a veces la primera señal de algún tipo de infección. Los padres deben tener en cuenta si en la familia hay alguien que sufra de convulsiones febriles pues esto hace que aumente la probabilidad de que su hijo presente con una convulsión. Les quiero recordar que la fiebre comienza cuando su niño/a presenta con una temperatura mayor de 100.4ºF (38ºC). Cuando las convulsiones febriles se presentan por primera vez se puede presentar con temperaturas más altas por encima de 102.2ºF (39ºC). Una vez que a su niño/a le da una convulsión febril le puede repetir con temperaturas menos altas de 102ºF Hay dos tipos de convulsiones febriles:

  • Simples: Las mas típicas donde el paciente pierde el conocimiento, moviendo sus extremidades (brazos y piernas) en forma rítmica tardando menos de 5 minutos

  • Complejas: duran aproximadamente más de 5 hasta 30 minutos

Cuando usted se dé cuenta que su niño le esté dando una convulsión estos son los pasos a seguir:

  • Lo más importante es hacer que alguien llame el 911.

  • Poner a su hijo de lado.

  • Trate de mantener a su hijo en posición donde él pueda respirar.

  • No tratar de detener los movimientos del cuerpo.

  • Mantener una mirada en el color de los labios para ver si se están cambiado de color morado.

  • Mirar el reloj y ver qué tiempo duran las convulsiones.

  • Si usted sabe que su niño sufre de convulsiones febriles. Aparte de lo anterior: si la convulsión dura más de 5 minutos debe de ponerle medicina pare detener la convulsión.

Recuerde que cuando su niño/a tiene convulsiones febriles uno de los pasos más importantes es tratar de prevenir las convulsiones controlando las fiebres con ibuprofeno o acetaminofen. Tome la temperatura cada cuatro horas y no le deje subir la temperatura por encima de 100.4ºF (38ºC) y haga una cita con su médico pediatra. Por último siempre recomiendo al padre tomar cursos de Resucitación Cardiopulmonar. Hable con su pediatra y pregúntele donde puede coger el Curso de CPR en el idioma de su preferencia.

La Dra. Denise Núñez es pediatra y fundadora de la Fundación Niño de la Caridad en El Bronx

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page