top of page

Alergias estacionales: ¿Cómo prevenir y tratar las alergias en niños?

Alergias estacionales: ¿Cómo prevenir y tratar las alergias en niños?

Las alergias estacionales son reacciones exageradas del sistema inmunitario a ciertas sustancias (alérgenos) presentes en el aire, en ciertas épocas del año, generalmente durante la primavera, verano u otoño, cuando ciertas plantas liberan polen al aire. Cuando una persona alérgica inhala un alérgeno, su sistema inmunitario libera sustancias químicas como la histamina, que provocan los síntomas de la alergia.


En primavera, los niños suelen verse afectados por alergias a polen, ácaros del polvo, moho y pelo de animales. Estas alergias pueden manifestarse con síntomas como estornudos, picazón en los ojos, nariz congestionada y tos. Es importante estar atentos a estos signos para identificar una posible alergia.


Es importante tener presente que las alergias pueden iniciar a cualquier edad; sin embargo, con frecuencia inician en niños mayores de 2 o 3 años y pueden presentar síntomas diferentes en cada persona, es decir algunas personas pueden presentar solo tos, mientras que otras pueden incluir secreción nasal, ojos llorosos y picazón o picazón y dolor de garganta.

 

 

¿Cómo detectar una alergia?

La detección temprana de una alergia es fundamental para un tratamiento efectivo. Observa si tu hijo presenta síntomas como estornudos repetidos, picazón en los ojos, nariz congestionada o secreción nasal acuosa.


Los síntomas pueden aparecer rápidamente y permanecer mientras el niño está expuesto al alergeno. Si estos síntomas persisten durante períodos prolongados, es aconsejable consultar a un pediatra para una evaluación adecuada.


Mediante un examen físico y una entrevista médica, es posible tener un diagnóstico preciso en torno a las alergias. Los síntomas y antecedentes familiares pueden ser determinantes, así como también pruebas cutáneas o análisis de sangre.

 

¿Cómo prevenir las alergias?

Un aspecto fundamental, aunque no muy sencillo de lograr, cuando se habla de alergias es identificar el factor que desencadena la reacción. La observación y la asesoría de un profesional de la salud son necesarias para tener un diagnóstico preciso y saber cómo actuar frente a las alergias.


Para prevenir las alergias estacionales en niños, se recomienda:

 

- Mantener las ventanas cerradas en días de alta concentración de polen.

- Quedarse en casa cuando el índice de polen sea alto o si es un día seco y ventoso.

- Evitar actividades al aire libre en momentos de alta polinización.

- Lavarse el cabello y cambiar la ropa después de estar al aire libre.

- Utilizar filtros de aire en el hogar.

- Mantener la casa limpia y libre de ácaros del polvo.

- Realizar lavados nasales cuando se presente mucha congestión nasal.


Con el tiempo muchas personas logran superar las alergias, pero es fundamental consultar a un especialista para poder controlar adecuadamente las alergias estacionales.

 

 

¿Cómo tratar las alergias estacionales?

Sin duda, el mejor tratamiento para las alergias estacionales de los niños es limitar la exposición a los desencadenantes de las alergias. No obstante, el tratamiento también puede incluir:


Antihistamínicos: ayudan a aliviar los síntomas y se caracterizan por su rápida acción. Estos deben ser recetados por un pediatra y no es recomendable excederse en su consumo.


Descongestionantes: ayudan a reducir la congestión nasal, pero no deben usarse en niños muy pequeños o por periodos de tiempo muy prolongado, pues pueden tener efectos secundarios.


Gotas oculares: pueden aliviar la picazón y enrojecimiento de los ojos más rápidamente que los medicamentos orales. Es importante asegurarse de que los componentes sean los adecuados para brindar alivio a tu hijo.


Inmunoterapia (vacunas contra la alergia): si bien no existe una cura para las alergias estacionales, este tipo de tratamiento puede disminuir en gran medida los síntomas y más aún en casos severos y persistentes.


Los niños pueden disfrutar de la primavera sin ser afectados por las alergias estacionales. Recuerda, es fundamental consultar a un pediatra para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento personalizado.


Si te ha resultado útil esta información y deseas seguir explorando temas relacionados con la salud y el cuidado infantil, ¡te invito a seguirme en mis redes sociales para estar al tanto de nuevos artículos y consejos! Encuéntrame en Instagram, Facebook, Twitter y LinkedIn. ¡Allá te espero!

13 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page