top of page

Aumentan los casos de virus respiratorios: consejos para protegerse esta temporada


Durante esta temporada en los Estados Unidos, hay tres virus respiratorios que son de particular importancia: el virus respiratorio sincitial (RSV), el Covid-19 y la influenza (flu). Es fundamental que padres y cuidadores estén al tanto de los virus respiratorios que afectan especialmente a nuestros niños y sepan cómo prevenir y tratar estas enfermedades.

 

El virus respiratorio sincitial (RSV)

Es una causa común de infecciones de las vías respiratorias superiores e inferiores en bebés y niños pequeños. Los síntomas incluyen secreciones nasales, congestión nasal, tos, fiebre y dificultad para respirar.


En casos graves, puede causar neumonía o bronquiolitis, especialmente en lactantes prematuros o con condiciones médicas subyacentes.


Para prevenir la propagación del RSV, es importante lavarse las manos con frecuencia, evitar el contacto cercano con personas enfermas y limpiar y desinfectar los objetos que se tocan con regularidad.

 

Covid-19

El Covid-19 sigue siendo una preocupación, especialmente con la aparición de nuevas variantes. Aunque la mayoría de los niños experimentan síntomas leves, es crucial seguir las pautas de prevención, como el uso de mascarillas en entornos públicos, el distanciamiento social y la vacunación para aquellos que son elegibles.


Los padres deben estar atentos a los síntomas como secreciones nasales, dolor de garganta, fiebre, tos, dificultad para respirar, dolor de cabeza, dolores musculares, fatiga o pérdida del gusto u olfato en sus hijos y buscar atención médica si es necesario.

 

Influenza (flu)

Adicionalmente, la temporada de gripe está en pleno apogeo. Esta enfermedad común puede causar síntomas leves o graves que incluyen tos, secreciones nasales, congestión nasal, fiebre, dolores musculares, dolores de cabeza y fatiga. En algunos casos, puede causar complicaciones como neumonía, insuficiencia respiratoria e incluso la muerte.


Es importante recordar que la vacuna contra la influenza es segura y efectiva, y puede ayudar a prevenir enfermedades graves y complicaciones. Los niños mayores de 6 meses deben recibir la vacuna anualmente, y es fundamental que los padres se aseguren de que estén al día con sus vacunas.

 

¿Cómo prevenir los virus respiratorios?

En general, existen medidas generales que los padres pueden tomar para proteger a sus hijos de los virus respiratorios, siendo las vacunas contra el RSV, el Covid-19 y la gripe, disponibles para niños y adultos, la mejor manera de protegerse.


Adicionalmente, es importante fomentar hábitos saludables como una alimentación equilibrada, el ejercicio regular y un buen descanso. Además, es fundamental enseñar a los niños la importancia de lavarse las manos correctamente y cubrirse la boca al toser o estornudar.

 

¿Qué hacer cuando se presentan los virus respiratorios?

No existe una cura para los virus respiratorios, el tratamiento se centra en aliviar los síntomas y prevenir que puedan presentarse mayores complicaciones a través de medicamentos para aliviar la tos y la congestión, medicamentos antivirales, el uso de oxígeno y otros cuidados, según el caso.


En caso de que un niño presente síntomas de un virus respiratorio, es importante estar muy atento y buscar atención médica de inmediato, ya que la enfermedad puede avanzar muy rápidamente. Los pediatras están capacitados para evaluar y tratar estas enfermedades de manera efectiva, y pueden brindar orientación sobre el manejo en el hogar y cuándo es necesario buscar atención adicional.


 

Alerta del CDC sobre los virus respiratorios

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ha emitido una alerta sobre el aumento de los casos de virus respiratorios en los Estados Unidos. Esta alerta se centra en tres virus respiratorios importantes: el virus respiratorio sincitial (RSV), el COVID-19 y la influenza (flu).


Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés), durante el otoño y lo que va del invierno, ha habido por lo menos 7.1 millones de personas enfermas de gripe, 73.000 hospitalizaciones y 4.500 muertes por influenza y es probable que las cifras sigan en aumento.


Sin duda, entre los meses de diciembre y febrero la aparición de virus respiratorios genera desafíos particulares para la salud de los niños. Sin embargo, al estar informados y tomar medidas preventivas, podemos ayudar a proteger a nuestros hijos de enfermarse gravemente.

Si te ha resultado útil esta información y deseas seguir explorando temas relacionados con la salud y el cuidado infantil, ¡te invito a seguirme en mis redes sociales para estar al tanto de nuevos artículos y consejos! Encuéntrame en Instagram, Facebook, Twitter y LinkedIn. ¡Allá te espero!

8 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page