top of page

Encuentro con el Papa Francisco: Un hito que reafirmó mi pasión y compromiso en la medicina

Encuentro con el Papa Francisco: Un hito que reafirmó mi pasión y compromiso en la medicina

Como pediatra intensivista, el pasado 25 de mayo tuve la oportunidad de participar en una audiencia privada con el Papa Francisco en Roma, la cual fue realizada en el marco del Encuentro Internacional de los Asociados a "Somos Community Care". Durante este significativo encuentro, los líderes y miembros de esta agremiación pudimos dialogar directamente con el Santo Padre sobre nuestra misión y trabajo.


Durante la reunión, el Papa Francisco habló en repetidas oportunidades sobre la importancia del papel del médico en la familia y en el proceso de recuperación de enfermedades.

“La presencia del médico de familia, de hecho, ayuda a rodear al enfermo con una red de afecto, de ayuda y de solidaridad que va más allá de la fase ‘diagnóstico-terapéutica’, reforzando las relaciones humanas, haciendo del sufrimiento un momento de comunión que se vive unidos”, indicó.


Asimismo, compartió memorias de su infancia que resaltan el papel del médico de familia: "Recuerdo - yo nací en el 36 - recuerdo un 15 de julio de 1942, mamá esperaba su cuarto y yo y mis hermanos, mi hermano estaba con gripe, vino el médico: 'Estoy mirando...'. ¡Un recuerdo muy bonito! Y nos dio la medicina, era un resfriado (...) Y entonces se acercó a mamá, mamá estaba allí con papá y le tocó la barriga a mamá y le dijo: "¡Eh, ya es hora! Esperemos...". Y esa misma tarde nació el cuarto. Estos recuerdos de ternura, de la familiaridad del médico de familia, son cosas que llevo conmigo porque en aquella época ¡las cosas eran tan, tan bonitas!"

Sobre la misión del médico de familia, el Sumo Pontífice señaló: “Cuando estamos enfermos, en el médico buscamos, además del profesional competente, una presencia amiga con la que podamos contar, que nos infunda confianza en nuestra recuperación y que, incluso cuando ésta no es posible, no nos deje solos, sino que siga mirándonos a los ojos y asistiéndonos, hasta el final.”


“(…) Jesús se acercaba a ellos, entraba en sus casas, les hablaba, les escuchaba, les acogía en su sufrimiento y les curaba. El médico de familia es así, presente, cercano, capaz de dar calor además de asistencia profesional, porque conoce personalmente a sus pacientes y a sus seres queridos y camina con ellos, día a día, incluso a costa de sacrificios”, agregó.


Para mí, fue un honor increíble ser parte del grupo de médicos de atención primaria seleccionados para esta audiencia especial con el Papa Francisco en la Sala Clementina. Gracias al Dr. Ramón Tallaj y al Sr. Mario Paredes por esta increíble iniciativa y por su apoyo continuo a “Gracias, Doctor”. ¡Es un privilegio ser parte de Somos Community Care y celebrar el papel vital de los médicos de familia en nuestra sociedad!


Adicionalmente, expreso mi más profundo agradecimiento a la Pontificia Academia para la Vida que también propició este valioso encuentro que reafirmó mi compromiso y motivación para seguir marcando la diferencia en la vida de mis pacientes.

Comments


bottom of page