top of page

Prepárate para las alergias de primavera y verano

Prepárate para las alergias de primavera y verano

Con la llegada de la primavera y el verano en Estados Unidos, también se acerca un invitado no tan bienvenido para nuestra salud: las alergias de primavera y verano. Con la primavera florecen las flores y los árboles, pero también despiertan los síntomas molestos de las alergias primaverales; y cuando el calor del verano se instala, el aire se llena de polen, desencadenando otra ola de molestias para quienes sufren de alergias estacionales. 


Según la American Academy of Allergy, Asthma & Immunology (AAAAI), más de 50 millones de personas en Estados Unidos experimentan algún tipo de alergia cada año, y la primavera y el verano son momentos críticos para aquellos que lidian con este tipo de alergias ambientales. 

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para protegerte de las alergias de primavera y verano, brindándote algunos tips prácticos para prevenir los síntomas y disfrutar al máximo de estas estaciones sin ninguna preocupación.



¿Qué son las alergias estacionales?

Las alergias estacionales son una respuesta del sistema inmunológico a sustancias que son comunes en ciertas estaciones del año, como por ejemplo el polen, el polvo o los ácaros que están presentes en el ambiente durante la primavera y el verano. 


Cuando una persona alérgica entra en contacto con estas sustancias, el sistema inmunológico reacciona de manera exagerada, desencadenando una serie de síntomas que pueden incluir estornudos, congestión nasal, picazón en los ojos, lagrimeo y fatiga. 


Estas reacciones alérgicas pueden variar en gravedad, desde leves molestias hasta síntomas más graves que afectan la calidad de vida de la persona.


¿Cuáles son los síntomas de las alergias de primavera y verano?

Los síntomas de las alergias de primavera y verano pueden variar de una persona a otra, pero generalmente incluyen:


  • Estornudos frecuentes.

  • Congestión nasal.

  • Picazón en la nariz, la garganta o el paladar.

  • Nariz que gotea.

  • Tos.

  • Ojos llorosos y enrojecidos.

  • Picazón en los ojos.

  • Hinchazón alrededor de los ojos.

  • Fatiga y sensación de cansancio.

  • Dolor de cabeza.

  • Falta de concentración.


Estos síntomas pueden ser leves o graves, y su intensidad puede variar según el individuo y la cantidad de alérgenos presentes en el ambiente. 


Es importante tener en cuenta que, en casos más graves, las alergias estacionales pueden desencadenar síntomas de asma, como dificultad para respirar y opresión en el pecho.


Tips para evitar el contagio de alergias estacionales

Si bien las alergias de primavera y verano pueden causar síntomas molestos que pueden perdurar varios días, hay ciertos tips que te pueden ayudar a protegerte durante estas épocas, y así evitar ser afectado por las alergias estacionales. 


Algunos tips para prevenir las alergias de primavera y verano son:

Usar lentes de sol

Los lentes de sol no solo protegen tus ojos del brillo del sol, sino que también actúan como una barrera física que puede ayudar a evitar que el polen y otros alérgenos entren en contacto con tus ojos.


Cambiarse de ropa cuando se llega de afuera

Al regresar a casa después de estar al aire libre, cámbiate de ropa para evitar llevar polen y otros alérgenos al interior de tu hogar. Esto puede ayudar a reducir la exposición a estos alérgenos y minimizar los síntomas de las alergias.


Tomar una ducha al regresar a casa

Tomarse una ducha al regresar a casa puede ayudar a eliminar el polen y otros alérgenos que puedan haber quedado en la piel y el cabello. Esto puede ser especialmente útil si has pasado tiempo al aire libre durante el día.


Usar aire acondicionado o filtros de aire

Utilizar un aire acondicionado en casa y en el automóvil puede ayudar a filtrar el aire y reducir la cantidad de alérgenos que ingresan en el ambiente interior. Además, considera usar purificadores de aire con filtros HEPA para atrapar el polen y otros alérgenos.


Cerrar las ventanas

Durante la temporada de alergias, mantener las ventanas cerradas puede ayudar a prevenir la entrada de polen y otros alérgenos en el interior de tu hogar. Si necesitas ventilación, utiliza el aire acondicionado en lugar de abrir las ventanas.


Evitar actividades al aire libre en momentos de alta concentración de polen

Consulta los informes locales sobre el conteo de polen y trata de evitar pasar tiempo al aire libre durante los períodos en los que los niveles de polen son más altos, generalmente en las mañanas temprano y en los días secos y ventosos. Si tienes que estar afuera, considera usar una mascarilla para ayudar a filtrar el aire que inhalas.



Ante cualquier síntoma, acude a evaluación médica

Enfrentar las alergias de primavera y verano puede ser desafiante, pero con estos tips que te mencionamos anteriormente, puedes reducir significativamente los síntomas y disfrutar de tu tiempo al aire libre sin problemas. 


¡Recuerda! Si experimentas síntomas persistentes o graves, es crucial buscar atención médica. Un diagnóstico y tratamiento adecuados pueden marcar la diferencia en tu calidad de vida durante estas estaciones.


Programa ahora una cita en Doctor Urgent Medical Care para recibir la atención que necesitas y disfrutar de esta temporada sin molestias alérgicas. ¡Tu bienestar es nuestro principal objetivo!


Si te ha resultado útil esta información y deseas seguir explorando temas relacionados con la salud y el cuidado infantil, ¡te invito a seguirme en mis redes sociales para estar al tanto de nuevos artículos y consejos! Encuéntrame en Instagram, Facebook, Twitter y LinkedIn. ¡Allá te espero!


10 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page