top of page

Suicidio infantil: ¿Cuáles son sus causas y cómo se puede prevenir?

En los últimos años, el tema del suicidio infantil y adolescente ha ganado una atención urgente en todo el mundo, siendo una preocupación que trasciende fronteras, culturas y contextos sociales. A medida que nos sumergimos en esta problemática, es esencial entenderla en su complejidad y urgencia, para así salvarle la vida a cualquier joven que necesite ayuda.


Los adolescentes enfrentan una montaña rusa de emociones y desafíos, desde la presión académica hasta las luchas personales y familiares. Estos desafíos pueden llevar a situaciones extremas y, en algunos casos, al pensamiento suicida. 


Las cifras son desgarradoras: según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el suicidio es la segunda causa principal de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años en todo el mundo, y aunque las tasas varían según la región, ningún país está exento de esta preocupación.


Este fue el tema que conversó la Dra. Denise Nuñez, intensivista pediátrica, en conjunto con la Dra. Edith Shiro, psicóloga clínica; en Salud en Armonía, un espacio transmitido en vivo a través de Instagram todos los martes a las 8:00 pm.


En este artículo, hablaremos sobre los puntos más importantes expuestos por ambas profesionales en tono a este tema tan importante, como los factores que contribuyen al suicidio infantil y adolescente, y cómo podemos abordar esta crisis de manera efectiva. 



¿Qué es el suicidio infantil?

El suicidio infantil se refiere tristemente al acto de un niño, generalmente entre las edades de 10 y 14 años, que termina con su propia vida de manera intencional. 


Aunque es un tema difícil de abordar, es importante comprender que los niños también pueden experimentar pensamientos suicidas y, en casos extremos, llevarlos a cabo. 

Los factores que contribuyen al suicidio infantil pueden ser complejos e incluir problemas de salud mental, como la depresión o la ansiedad, experiencias traumáticas, acoso escolar, problemas familiares o presiones sociales. 


Como adultos y padres, es fundamental que estemos atentos a las señales de advertencia y sepamos cómo proporcionar un entorno de apoyo y cuidado emocional para ayudar a prevenir el suicidio infantil.


Estadísticas de suicidio infantil y adolescentes en el mundo

En la transmisión de Salud en Armonía, tanto la Dra. Denise Nuñez, como la Dra. Edith Shiro, coinciden en lo alarmante que es ver el aumento que las cifras de suicidio infantil y adolescente registran en el mundo, durante las últimas décadas.


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el suicidio es la segunda causa principal de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años en todo el mundo. Esta estadística resalta la gravedad del problema y la necesidad de abordarlo de manera urgente.


Además, a lo largo de las últimas décadas, ha habido un aumento constante en las tasas de suicidio entre adolescentes en varias regiones del mundo, lo que refleja la creciente presión y los desafíos que enfrentan los jóvenes en la sociedad moderna.


Lo más triste es que a menudo, los casos de suicidio entre niños y adolescentes pueden subregistrarse debido al estigma asociado, la falta de detección temprana y la reticencia a informar sobre tales incidentes. Esto quiere decir que las cifras reales podrían ser aún más altas de lo que se informa oficialmente, lo que subraya la necesidad de una atención y prevención más amplias.


¿Cuáles son las causas del suicidio infantil en adolescentes?

Las causas del suicidio infantil en adolescentes pueden ser diversas y complejas. Para la Dra. Denise Nuñez y la Dra. Edith Shiro, algunas de las causas más comunes pueden ser las siguientes:


  • Exposición temprana a las redes sociales: Las redes sociales pueden exacerbar sentimientos de inadecuación, comparación constante y acoso cibernético, lo que puede contribuir a problemas de salud mental y al aumento del riesgo de suicidio entre los adolescentes.


  • Falta de aprobación del entorno: La falta de apoyo emocional y la presión excesiva por parte de la familia, amigos o la sociedad en general pueden hacer que los adolescentes se sientan desvalorizados y sin esperanza, lo que aumenta el riesgo de suicidio.


  • Sentimiento de soledad y desconexión: Durante esta etapa de la vida, los sentimientos de falta de conexión emocional y social pueden llevar a los adolescentes a sentirse solos y aislados, lo que puede intensificar los pensamientos suicidas y la sensación de desesperanza.


  • Crisis existencial: Muchos adolescentes experimentan una crisis existencial en la que cuestionan su propósito y significado en la vida. La incapacidad para encontrar un sentido a su existencia puede desencadenar sentimientos de desesperanza y aumentar el riesgo de suicidio.


  • Abuso o trauma: Los adolescentes que han experimentado abuso físico, emocional o sexual, o que han sido testigos de violencia en el hogar, tienen un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud mental y de suicidio.


Es importante reconocer que estas son solo algunas de las causas posibles del suicidio infantil en adolescentes, y que cada individuo puede tener una combinación única de factores que contribuyen a su situación. 


La prevención del suicidio requiere un enfoque integral que aborde estos factores desde una perspectiva de salud pública y de apoyo emocional.


Suicidio infantil: ¿Cuáles son sus causas y cómo se puede prevenir?

Señales de alerta 

Reconocer las señales de alerta del suicidio en adolescentes es fundamental para intervenir a tiempo y proporcionar ayuda adecuada. Algunas de las señales de alerta que pueden indicar un riesgo de suicidio son las siguientes:


  1. Expresiones directas de suicidio: Comentarios como "Quiero morir" o "Me voy a matar".

  2. Cambios en el comportamiento: Pérdida de interés en actividades previas, descuido personal o cambios bruscos en el rendimiento escolar.

  3. Estado emocional fluctuante: Periodos prolongados de tristeza, irritabilidad o desesperanza.

  4. Aislamiento social: Retiro de amigos, familiares y actividades sociales.

  5. Cambios en el sueño o alimentación: Insomnio, cambios en el apetito o en los hábitos alimenticios.

  6. Pérdida de interés en el futuro: Sentimientos de desesperanza o falta de planes a largo plazo.

  7. Autolesiones: Participación en comportamientos autolesivos como cortarse o quemarse.


Es importante recordar que estas señales no siempre son evidentes y pueden variar según el individuo. Si observas alguna de estas señales en un adolescente, es crucial tomarlas en serio y buscar ayuda profesional de inmediato. Recuerda que el apoyo emocional y la intervención temprana pueden salvar vidas.


Medidas para prevenir el suicidio infantil

La prevención del suicidio infantil es crucial y requiere un enfoque integral que aborde diversos aspectos de la vida de los niños y adolescentes. Aquí hay algunas medidas clave para prevenir el suicidio infantil, compartidas por la Dra. Denise Nuñez y la Dra. Edith Shiro:


Crear conciencia

Es fundamental educar a la comunidad sobre la importancia de la salud mental infantil y eliminar el estigma asociado al suicidio. Esto implica organizar campañas de sensibilización en escuelas, comunidades y medios de comunicación para aumentar la comprensión sobre los desafíos que enfrentan los jóvenes y promover un diálogo abierto y compasivo sobre el tema.


Guardar medicamentos

Mantener los medicamentos fuera del alcance de los niños y adolescentes es crucial para prevenir el acceso no autorizado y reducir el riesgo de consumirlos en un impulso. Guardar los medicamentos en un lugar seguro y fuera de la vista, como un armario con llave o una caja de seguridad, puede ayudar a evitar situaciones peligrosas.


Evitar sobre reacciones

Responder con calma y comprensión ante los errores y problemas de los jóvenes es esencial para fomentar un ambiente de apoyo emocional. Los adultos deben evitar reacciones excesivamente críticas o punitivas, en su lugar, deben brindar apoyo, escuchar activamente y ayudar a los jóvenes a aprender de sus experiencias y crecer a partir de ellas.


Comunicación abierta

Mantener un canal de comunicación abierto y respetuoso es fundamental para que los jóvenes se sientan cómodos expresando sus preocupaciones y buscando ayuda cuando la necesiten. Los padres, cuidadores y figuras de autoridad deben estar disponibles para escuchar sin juzgar, validar los sentimientos de los jóvenes y ofrecer orientación y apoyo cuando sea necesario.


Involucrarse en el entorno digital

Participar activamente en los intereses digitales de los jóvenes, como los videojuegos, las redes sociales y las películas, proporciona una oportunidad para comprender mejor sus experiencias y preocupaciones. Esto puede incluir jugar videojuegos juntos, ver películas en familia o discutir temas relacionados con las redes sociales para fomentar un mayor entendimiento y fortalecer la conexión emocional.


Revisar los teléfonos

Supervisar y revisar los teléfonos de los jóvenes con regularidad puede ayudar a detectar signos de riesgo o comportamientos preocupantes, como mensajes de texto o publicaciones en redes sociales que sugieren problemas emocionales o pensamientos suicidas. Esta supervisión debe realizarse con respeto a la privacidad del joven y en un contexto de diálogo abierto y compasivo.


Recursos de ayuda y guía ante un caso de suicidio infantil

En Estados Unidos, hay varios recursos de ayuda y guía disponibles para abordar casos de suicidio infantil. Aquí algunos de ellos:


Línea Nacional de Prevención del Suicidio (NSPL): La NSPL ofrece apoyo gratuito y confidencial las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para personas en crisis y sus seres queridos. Puedes comunicarte con ellos llamando al 1-800-273-TALK (8255) o enviando un mensaje de texto al 741741.


The Trevor Project: Este proyecto se enfoca en proporcionar apoyo y recursos a jóvenes LGBTQ+ que están en crisis o pensando en el suicidio. Ofrecen una línea de ayuda gratuita y confidencial las 24 horas del día, los 7 días de la semana, llamando al 1-866-488-7386 o enviando un mensaje de texto al 678678.


Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales (NAMI): NAMI ofrece educación, apoyo y recursos para personas que viven con enfermedades mentales y sus familias. Tienen una línea de ayuda (NAMI HelpLine) que puedes llamar al 1-800-950-NAMI (6264) de lunes a viernes, de 10:00 a.m. a 8:00 p.m., hora del este.


Asociación Americana de Suicidología (AAS): La AAS proporciona recursos educativos, apoyo y capacitación para profesionales de la salud mental, sobrevivientes de suicidio y aquellos afectados por el suicidio. Puedes encontrar información útil en su sitio web y conectarte con grupos de apoyo locales.


Recursos locales: A nivel local, muchas comunidades tienen centros de crisis, clínicas de salud mental, servicios de consejería escolar y otros recursos disponibles para ayudar a las personas que enfrentan crisis de suicidio infantil. Busca en línea o comunícate con el departamento de salud mental de tu área para obtener información sobre los recursos disponibles en tu comunidad.


Estos recursos pueden proporcionar orientación, apoyo emocional y opciones de tratamiento para aquellos que enfrentan situaciones de suicidio infantil en Estados Unidos. Es importante buscar ayuda y apoyo lo antes posible en caso de crisis.



Ante cualquier sospecha ¡busca ayuda!

Abordar el tema del suicidio infantil requiere un compromiso colectivo para crear entornos seguros y compasivos donde los jóvenes puedan expresar sus emociones y recibir el apoyo que necesitan. La comunicación abierta y honesta, tanto en el hogar como en la comunidad, juega un papel crucial en la prevención del suicidio infantil. 


Es fundamental que los padres, cuidadores, educadores y miembros de la comunidad estén atentos a las señales de alerta y sepan cómo responder de manera efectiva. No hay vergüenza en buscar ayuda y apoyo emocional cuando se enfrentan situaciones difíciles. 


Al unirnos para crear conciencia, eliminar el estigma y proporcionar recursos de ayuda accesibles, podemos trabajar juntos para proteger la vida y el bienestar de nuestros niños y adolescentes. 


Recuerda, siempre hay esperanza y ayuda disponible. Si crees que tu hijo puede estar teniendo estos sentimientos negativos, agenda una cita con la Dra. Denise Nuñez. Juntos, podemos marcar la diferencia y salvar vidas.

Comments


bottom of page